miércoles, 30 de noviembre de 2011

Hay que honrar a la palabra,
cargarla de autenticidad.

martes, 29 de noviembre de 2011

domingo, 27 de noviembre de 2011

"If you are afraid, don't be"
Todo cabe aquí
Todo cabe en mi corazón
el mar, el cielo, la tierra,
la noche, el día,
tu sombra, la mía.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Y elegimos entonces la vida,
porque tenemos sentidos para merecerla.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Porque hay cosas que sólo de tu cuerpo quiero escuchar

lunes, 21 de noviembre de 2011

Contigo

Por minutos como ese, como tú,
Como tenerte
como tus sonidos despertando en mi cuerpo,
te prometí más días.
Por cada espacio que en tu mente me regalabas
Como entre brazos, como inesperadamente
Como si el universo entero fuera eso,
me quedé incluso meses.
Por el cambio, que no espera a nadie,
Como trenes de alta velocidad
Como cuando supimos que la vida separaba nuestros pasos
y no podíamos parar de llorar,
nos dejamos.
Por todo lo que me dijiste en silencio
Como aquello que es real
Como esa sensación incomprensible,
construimos un lugar
invulnerable, eterno.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Be my someday,
today

jueves, 17 de noviembre de 2011

"¿Crees en el destino, vos?"

lunes, 14 de noviembre de 2011

Y luego, sin querer, estamos así, como multiplicando esperas

viernes, 11 de noviembre de 2011

Pasemos a otra vida, juntos

jueves, 10 de noviembre de 2011

No por nada los pasos se encuentran

martes, 8 de noviembre de 2011

Todos nuestros mañanas

Porque tomaste tus lamentables excusas y te viajaste de vuelta; te devolviste a ese preciso espacio en el que yo ya no estoy invitada.
Y no importa.
Pero cómo te echaré de menos.
Y no es que nos hayamos dejado, no. No es eso. Tú vives inherentemente en esa parte de mí, y seguro que yo vivo en tus glándulas salivales también. Sólo ya no me escucharás decir por teléfono que te sueño por las mañanas, ni cómo pienso obscenamente en ti cada que vamos al cine.

Gracias de todas formas.

Pero no olvides lo bien que nos veíamos juntos, ni la primera vez que me diste la mano, o cuando te sentaste en ese suelo rocoso, sólo para mirarme. No te olvides de esos pequeños detalles que nos hicieron, en la vida, minutos inagotables.
Cómo nos mordíamos los labios, cómo nos abrazábamos las piernas.
No me dejes ser un motivo que persista, pero tampoco dejes que tu memoria me desbarate. No dejes que los años vayan a transcurrir dejando palabras amarradas a tu lengua.

Y vuelve a enamorarte.
Vuelve a decirle a alguien más que nunca imaginaste llegar a sentir tanto.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Cuidémonos los sueños

viernes, 4 de noviembre de 2011

jueves, 3 de noviembre de 2011